Una vez al año no hace daño – WPT Valencia Máster


Recién acabada la segunda prueba del Circuito WPT 2016 y todavía con la resaca de tantos y tan buenos partidos vividos en las instalaciones de la Feria de Valencia, incluyendo sorpresas en los resultados, vuelvo a casa con una idea que me ronda la cabeza, de la cuál quiero hablar con vosotros.

No es ninguna cuestión técnica ni un análisis de los partidos (estoy seguro que esto lo harán en muchos sitios y muy bien). El tema que me preocupa de esta edición es la escasa presencia de público que se ha vivido durante toda la semana en las instalaciones de la Feria de Valencia. Un torneo caracterizado por ampliar año tras año su aforo, y aun así quedarse pequeño en cada edición, recibe esta temporada un importante varapalo en lo que se refiere a la presencia de público, con unas graderías más vacías que llenas durante toda la semana del torneo.

Ver gran número de asientos vacíos estoy seguro que no es algo que a nadie le llamara demasiado la atención durante toda la semana, de hecho, y aunque a todos nos gustaría que no fuese así, es algo que pasa en todas las ediciones de todos los torneos. Lo extraordinario llegó a partir del Sábado, cuando en semifinales se podía observar un estado de las gradas que hacía tiempo que no se apreciaba (podría decir que no habría más del 60% de las gradas llenas). El Domingo, con las finales, pasó algo muy semejante aunque todavía más grave (dudo que la entrada del Domingo superara el 40% del aforo).

De esta reflexión surgen numerosas preguntas a las que me gustaría responder, ¿No gusta el pádel en Valencia? ¿Está perdiendo el pádel el tirón que tenía? ¿Es cuestión de una mala organización? Voy a intentar resolver todas estas cuestiones plasmando mi punto de vista, el cuál no creo (ni deseo) que sea compartido por todo el mundo.

Con respecto a la primera pregunta parece obvio que el pádel en Valencia gusta, y mucho. No seremos nosotros quienes descubramos una realidad a gritos que muestran tanto los datos de clubes, como de jugadores, aficionados, etc. De hecho, muchos de los sitios webs pioneros en lo que respecta a la información del pádel, entre los que www.AprendePadel.es se incluye, somos valencianos y nos encanta el pádel. Por lo tanto creo que queda claro que no es este el problema que se ha vivido.

En lo que se refiere a la segunda pregunta sobre el tirón que el pádel conserva o ha perdido, creo, y también quiero, pensar que no es este el problema. El pádel es un deporte que creció a un ritmo muy rápido, pero que lo sigue haciendo. Los aficionados al pádel cada vez son más, esto se ve en los seguidores de las retransmisiones de los partidos por Streaming (incluso ya algunos en Teledeporte). Además el pádel tiene algo que es muy sano para su futuro, y es que la mayoría de los aficionados al pádel también son practicantes, algo que sucede en muy pocos deportes, pero que es un dato más que optimista de cara al futuro de este deporte.

De las preguntas lanzadas al inicio del artículo solo nos queda por responder una, la que se refiere a si el problema de la escasez de público puede venir dada por una mala organización por parte de WPT. Esta pregunta la he dejado para el final, y muchos de vosotros pensaréis que no la he dejado para el final por puro azar, sino que creo que es este el problema por el cuál las gradas del WPT Valencia Master no se han llenado. Pues bien, no creo que sea estrictamente este el problema, aunque sí creo que puede tener una relación con esto, algo que a continuación pasaré a explicar.

La organización de los torneos por parte de WPT no es mala (horarios, stands, actividades en pista exterior, jugadores, retransmisiones… Todo está bastante bien coordinado y cuadrado para que los asistentes puedan disfrutar tanto en las gradas de la pista central como en los alrededores del torneo. No obstante, no ocultaré que no soy demasiado fan del tipo de organización que WPT está llevando a cabo, pero este tema no es el que ahora nos ocupa, de ello hablaré en los próximos artículos. El tema que nos ocupa es saber el motivo por el cual el torneo organizado en una ciudad que goza de una gran salud padelera, como es Valencia, se ha saldado con unas graderías más vacías que llenas a lo largo de toda la semana, incluyendo semifinales y finales. Este análisis lo voy a descomponer en puntos que para mí han sido claves a la hora de que el aficionado decidiera no acudir en esta ocasión a las instalaciones montadas en la Feria de Valencia para presenciar el mejor pádel del mundo. Aquí van mis argumentos:

Aumento del precio de las entradas: vamos a fijarnos en el precio de las entradas del Sábado, ya que normalmente es el día más fuerte en cuanto a entrada de todos los torneos. El precio de esta entrada, en la grada general, en el torneo de 2016 ha sido de 28€, mientras que el precio de esta misma entrada en 2014 era de 15€. Por lo tanto, podemos ver como en el periodo de 2 temporadas el precio de la entrada de pádel ha subido un 100%. Nosotros vemos razonable que la entrada suba, debido al aumento de demanda, pero creo que WPT cae en un error intentando llevar las entradas al precio límite, ya que todavía este deporte necesita más aficionados, y no más dinero a cambio de más gradas vacías.

  • Fechas consecutivas: Tal como dice el título de este artículo, y como se enuncia en un famoso dicho español, “Una vez al año no hace daño”. Lo que quiero decir con esto es que quizá al aficionado al pádel no le importe demasiado gastarse los 28€ de la entrada en ver pádel, ya que es una vez al año cuando los mejores del mundo vienen a Valencia y juegan este torneo. Pero esta vez ha habido un problema, un año no se equivale a una temporada, el Master de Valencia de la temporada 2015 se realizó en el mes de Noviembre, y el Master de Valencia de 2016 se ha organizado en el mes de Abril. Entre uno y otro únicamente han pasado 5 meses, y los aficionados es muy posible que tengan relativamente cercano el recuerdo del anterior torneo, que unido al hilo argumentario anteriormente nombrado de la poca novedad a nivel organizativo que un torneo tiene con respecto al otro, han podido echar para atrás a algunos de los usuales asistentes a esta cita del pádel en Valencia.
  • Calendario poco favorable: Está claro que en todo circuito unos torneos deben ser los primeros, y otros los últimos, pero la velocidad a la que está creciendo WPT en los últimos años quizá hace que en algunas ocasiones todavía hayan flecos por concretar en fechas demasiado avanzadas. El problema que veo en esta ocasión son las fechas de presentación y el tiempo de promoción de este evento. El día 14 de Marzo del 2016 se realizaba públicamente la presentación de las sedes y fechas de los diferentes torneos WPT, tan sólo un mes después, el 16 de Abril de 2016, daba comienzo la segunda prueba del circuito, el WPT Valencia Master, con lo que el tiempo de promoción ha sido muy limitado, además del anterior punto nombrado del casi solapamiento de fechas entra la prueba de 2015 y la de 2016 en esta misma ciudad de Valencia.

Todo esto, a mi parecer, han hecho de esta ya tradicional cita del pádel en Valencia un pequeño borrón en su trayectoria, ya que estábamos acostumbrados a obtener rotundos éxitos de asistencia, algo que no se ha repetido en esta edición.

Lo que aquí se expone no es más que la opinión de un aficionado a este deporte que ha vivido de primera mano este evento, y no tiene otro fin diferente a intentar hacer ver posibles errores con la intención siempre de conseguir mejorar en futuras ediciones.

El pádel en Valencia tiene una salud de hierro y un futuro asegurado, y estoy seguro que esto no ha sido más que un pequeño borrón que poco tiene que ver con la auténtica realidad.

Mucho pádel

Diego Salinas