Como mejorar los reflejos en el pádel


Hoy vamos a hablar de la importancia de los reflejos en nuestro deporte, y de algunos sencillos consejos para mejorarlos. Ya que consideramos que mejorar los reflejos en el pádel es algo fundamental si queremos mejorar nuestro nivel de juego

Lo primero que debemos hacer, es explicar que son los reflejos. Son todas aquellas respuestas automáticas e involuntarias de nuestro cuerpo, provocadas por un estímulo. En el deporte generalmente se relaciona mucho con la velocidad de reacción, es decir la capacidad de realizar con gran velocidad un gesto.

Es evidente que en el mundo del deporte los reflejos son una característica muy importante y que es conveniente tener en cuenta, ya que nos permitirá desplegar un mayor desempeño en el juego.

Como en la mayoría de cualidades, los reflejos en el pádel tienen un componente innato, y un componente adquirido. Esto quiere decir, que cada persona tiene unos reflejos propios, es decir una capacidad propia de responder con rapidez a estímulos. Pero parte de esta capacidad es adquirida, lo que quiere decir que se puede entrenar para mejorar en la medida de lo posible, algo muy conveniente.

En el pádel, al tratarse de un deporte en el cual los rivales buscan poner a prueba nuestra capacidad de reaccionar a sus golpes, debemos trabajar los reflejos si queremos tener una ventaja determinante.

Como mejorar los reflejos en el pádel

Desde aprendepadel queremos dar unos consejos para el entrenamiento de los reflejos en el pádel. Esperemos que os sirvan de ayuda.

Trabajar el físico: Si tenemos un físico acondicionado, cuando nuestro cerebro genere una respuesta, el cuerpo estará en condiciones de efectuar esa respuesta de manera veloz.

  1. Salir a correr al aire libre, en lugar de la cinta del gimnasio. Puede parecer una tontería, pero cuando corremos en cinta, nuestro cerebro desconecta totalmente y deja de prestar atención a los estímulos, ya que el entorno se mantiene estable. Si salimos a correr a la playa, al bosque, o simplemente a la calle, el cerebro se mantiene atento a los estímulos que puedan aparecer y conseguimos así que no “desconecte”
  2. El trabajo con sobrecargas también permitirá que nuestras respuestas sean más efectivas a la hora de reaccionar.

Trabajar la velocidad de reacción: Mejorando así nuestra capacidad de reaccionar a diferentes estímulos.

  1. Esquivar la bola: Situado lejos de la pared (para evitar los rebotes), pídele a tu compañero o entrenador que te lance bolas (este ejercicio es mejor realizarlo con bolas de goma espuma). Tu misión es esquivar estas bolas mejorando así tu velocidad de reacción. Cuando este ejercicio se vuelva sencillo y predecible podemos modificar diferentes variables para hacerlo más complicado:
  2. Pídele a tu compañero que lance desde una distancia menor
  3. Pide a otro u otros compañeros que te lancen varias bolas a la vez
  4. Pídeles por ultimo que realicen amagos para que sea todavía más difícil predecir el tiro
  5. Sitúate de espaldas al campo contrario, y pídele a tu compañero que te envíe bolas que reboten en la pared. Debes devolverlas con la clara dificultad de que no veras la bola hasta que no pase por tu lado y rebote en la pared, por lo que tu tiempo de decisión y reacción será mucho menor que si jugaras de cara a la pista rival.
  6. Trabajar los, tanto de derecha como de revés a una velocidad cada vez superior: con el objetivo de que sea más difícil devolver la bola, lo que conseguirá que nuestro sistema neuro-muscular interiorice este movimiento realizado a gran velocidad y con una velocidad de reacción grande.