Jugador de derecha o jugador de revés, posición pádel


Una de las grandes dudas que surge entre los practicantes que se inician en este deporte, el pádel,  es la siguiente: jugador de derecha o jugador de revés, ¿cuál es mi posición en el pádel?

El pádel difiere mucho del tenis en su modalidad de dobles, donde ambos jugadores juegan en ambos lados. La aparición del factor “cristales” que dificultan los golpeos y, sobre todo, la reducción de las dimensiones de la pista, hacen que aquí sí debamos tener clara la posición de cada uno de los jugadores en la pista. La importancia de este factor es más importante conforme aumenta el nivel de los jugadores.

Os preguntaréis por qué la reducción de las dimensiones de la pista es tan importante en la especialización en un lado u otro, esto tiene una respuesta clara. En tenis es imposible sacar y subir a la red en diagonal, de ahí que no se haga y las parejas no busquen la red tan rápido. En pádel esto si es posible, además es fundamental, debido a que el saque no aporta tanta ventaja como en el caso del tenis, sino que la ventaja debemos sacarla del hecho de haber ganado la red rápidamente tras el saque y con los golpes siguientes.

Además de esto, las dimensiones de la pista de pádel hacen que cada golpe deba tener una intención, factor que difiere del tenis, donde en cada punto habitualmente hay golpes “sin intención” o sin una dirección clara. En pádel cualquier bola puesta en pista únicamente hará que el rival pase a atacarnos. De la gran importancia que tiene cada golpe radica la necesidad de que los jugadores controlen a la perfección las distancias de su lado, pues no es lo mismo hacer un golpe cruzado desde el centro de la pista con la derecha, que hacerlo con el revés, y simplemente esa falta de control puede permitir una bola fácil para el rival en la red que acabe el punto. Al igual que no es lo mismo hacer una volea baja pegada a la pared de derecha que de revés, y será necesario que los jugadores lo controlen a la perfección, como decimos, más importante a medida que aumentan los niveles de los jugadores. Y un hecho muy importante, en los niños debemos trabajar exactamente igual un lado que otro, la subida tras saque será en paralelo, y no se especializarán hasta los 14-15 años en entrenar únicamente una de las posiciones.

Ahora bien, ¿qué tiene que hacer un jugador de revés? ¿qué tiene que hacer un jugador de derecha? Y lo más importante y de lo que casi nunca se habla, ¿cuáles son las ventajas biomecánicas que hacen que los famosos dichos sean reales?

Vamos a intentar dar respuesta a todo esto.

El jugador de derecha

Empezaremos explicando las funciones del jugador de derecha por ser más simples de explicar. El jugador de derecha es el encargado de “preparar”. Su función será la de buscar huecos en la pista desde el fondo, mover a los rivales, para conseguir ganar la red, momento en el cuál pasará a ser más importante su compañero. El jugador de derecha debe ser el jugador más inteligente, más hábil para leer el juego y los movimientos de los rivales, su técnica y control desde el fondo de pista deben ser mayores, su porcentaje de errores no forzados debe ser inferior al del jugador de revés.

Por decirlo de alguna forma, este será el organizador del juego, este debe ser el “capitán” que controle la dirección en la que juega una pareja, debemos conseguir que tenga un mayor peso que el jugador de drive rival. Por hacer un símil con el fútbol, el jugador de derecha es el centro del campo de un equipo de fútbol, el Xabi Alonso, Xabi Hernández o Iniesta. La teoría es sencilla, pero es más complejo ponerlo en práctica, puesto que este jugador debe buscar y conseguir huecos para ganar la red, pero sin arriesgar bolas innecesarias cometiendo errores no forzados. No es su responsabilidad acabar el punto, pero debemos acabar con este tópico, si un jugador de derecha tiene una bola clara debe atacar, debe conseguir ser valiente y variar su juego también en la red para ser algo más impredecible. Las leyes biomecánicas en este jugador tienen menor peso que las del jugador de revés, debido a que sus golpes serán menos forzados. Como dato podemos decir que este jugador habitualmente realizará más golpes cortos liftados, buscando ángulos y voleas bajas de los rivales que nos ofrezcan una bola alta con la que poder atacar y ganar la red.

 El jugador de revés

Vale, pero el jugador de revés, ¿qué responsabilidades tiene?

Pues bien, el dicho que todo jugador ha escuchado de que el jugador de revés tiene que acabar los puntos es, en su esencia, correcto. Pero esto debe ser argumentado.

Bien, tenemos a nuestro jugador de derecha que nos prepara el punto y nuestro jugador de revés será el más propicio para realizar el golpe definitivo. Para encontrar el motivo más simple únicamente debemos pensar un poco. Habitualmente se juegan más bolas al cruzado, esto hace que nuestro jugador de derecha ataque hacia la pared donde el rival (hablando siempre de momento de dos jugadores diestros) restará de derecha, sin embargo los ataques del jugador de revés podrán dirigirse al cristal, incidiendo sobre el revés del rival, golpe que habitualmente es más frágil.

Otra de las razones que se pueden extraer de una manera sencilla es que las bolas que se quedan en el centro serán para el jugador que golpeará de derecha (jugador situado en el revés), por el motivo anteriormente mencionado de que todos los jugadores tienen más control y pueden atacar mejor con golpes de drive. Esto se puede ver en los golpes de fondo (sobre todo en las bajadas), pero su mayor manifestación se ve en la red, donde las bolas que van al centro deben ser para el jugador de revés para volear de derecha y, ante bolas altas, para rematar con la bola en la derecha.

Todo este rollo está claro, pero ahora es donde llega la razón fundamental a la que queríamos llegar, la principal razón por la que un jugador será más propicio a jugar en el revés es que tenga un buen remate, con un buen remate no nos referimos a un remate demasiado potente, sino a un buen remate técnicamente, un buen juego de muñeca en este golpe que le permita dar el efecto liftado apropiado a la bola. Ese será un buen remate!!!

El remate

Destruyendo creencias, el jugador que tenga un remate plano muy potente puede ser un excelente jugador en la posición de derecha, siempre que posea el resto de cualidades mencionadas. Un remate plano posibilita traernos la bola a nuestro campo en un remate, o sacarla por cuatro en un remate fácil, pero no facilita el sacarla por tres. Por eso queremos romper ese estereotipo de que el jugador de derecha no acaba puntos, puesto que tiene una posición adecuada para traerse la bola o para sacarla por 4, el jugador de revés no tiene ninguna ventaja en esos golpes, excepto el único hecho de que cubre más pista y tendrá más intentos.

El factor detonante que hace que el jugador con mejor remate, técnicamente hablando, se deba colocar en el revés, es el efecto liftado que se le otorga a la bola en este golpe. Para aplicarle efecto liftado a la bola debemos “peinar” la bola por la parte alta y exterior de la misma, como muestra este gráfico:

El resultado de peinar la bola golpeándola en ese punto es un efecto de rotación de la bola, que irá rodando hacia delante y diagonalmente, esta es la clave del éxito. Si desgranamos ese efecto en sus dos direcciones, obtenemos que el efecto de la bola que hace que vaya rotando hacia delante permite que esta bola aumente su velocidad cuando contacta con cualquier superficie plana. Tras golpear la bola, esta contactará con el suelo, aumentando su altura y su velocidad, y posteriormente con el cristal, momento definitivo que hará que la bola aumente su altura, facilitando su salida por 3 e incluso facilitando la posibilidad de traérnosla a nuestro campo por el mismo motivo.

Hasta el momento no hay diferencia entre el golpe realizado por un jugador de derecha o uno de revés. La diferencia radica en la dirección del segundo efecto que hemos obtenido, el efecto que hace que la bola ruede de manera diagonal. Al golpear la bola por su parte externa, la bola rueda en ese sentido. La ventaja que obtenemos con este efecto es que, tras golpear la bola en una superficie plana (suelo y cristal) está saldrá despedida hacia la derecha, que unido a la ganancia de altura por el efecto anterior, permitirá sacarla por tres sin golpearla demasiado fuerte.

Obviamente este efecto se consigue tanto desde la derecha como desde el revés, pero la diferencia radica en el ángulo del golpeo, un jugador de derecha, si remata cruzado, el efecto diagonal de la bola hará que rebote en el cristal prácticamente de manera perpendicular a este, impidiendo su salida por tres, si remata paralelo sí tendrá el rebote hacia la derecha que facilita su salida, pero el ángulo es muy pequeño y la probabilidad de tocar en pared lateral sin salir por tres es mucho mayor. Sin embargo, si es el jugador de revés el que remata cruzado, además de que la bola ya lleva dirección hacia fuera, el efecto aumenta la altura y la dirección hacia la derecha (hacia fuera) lo que hace que el golpe sea mucho más decisivo.

Quizá es algo complejo de entender con palabras, por ello hemos realizado este gráfico que resume la dirección que cogerá la bola cuando un jugador u otro realiza un remate liftado.

Resumen para seleccionar nuestra posición

En resumen, los factores más importantes en los que debemos fijarnos para decidir la posición de cada jugador en la pista son:

– Capacidad para buscar huecos vacíos en la pista para permitir posteriores ataques (JUGADOR DE DERECHA)

– Capacidad de organizar y dirigir el juego de la pareja, ser el “capitán” (JUGADOR DE DERECHA)

– Golpe de remate plano potente (POSICIÓN INDIFERENTE)

– Capacidad para atacar con la derecha desde el fondo ante bolas blandas o bajadas de pared (JUGADOR DE DRIVE)

– Capacidad para atacar con la volea de derecha cuando la bola va al centro, además de decisión para entrar a por ellas (JUGADOR DE REVÉS)

– Mejor capacidad física, debido a que cubre más pista (JUGADOR DE REVÉS)

– Mejor golpe de remate liftado (JUGADOR DE REVÉS)

Como excepción, están los casos en que juegan juntos un jugador diestro en el revés y un jugador zurdo en la derecha, ambos tienen las ventajas y las responsabilidades de los jugadores de revés, por lo tanto en esas parejas la clave se sitúa en jugar, practicar y aclarar quién tiene mayor capacidad de ataque, para dejar claro que será ese jugador el que golpee las bolas que vayan al centro, bolas fáciles y bajadas de fondo, voleas de derecha en el centro y remates.

Esperamos os haya gustado y, sobre todo ayudado, este documento. Estamos abiertos a posibles dudas o sugerencias.

Desde AprendePadel os deseamos mucho pádel.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *