El futuro del pádel


El pádel es un deporte que como todos ya sabéis ha tenido y sigue teniendo un aumento de aficionados y practicantes exponencial. Pero hoy quería hablaros del camino que lleva este deporte, de cuál puede ser, a mi modo de verlo, el futuro del pádel.

El futuro del pádel se puede analizar desde diferentes puntos de vista, el pádel amateur (aficionados, practicantes, clubes…) y la evolución del pádel profesional (WPT, jugadores, marcas…). Aquí voy a centrarme en el primero, más específicamente voy a centrarme en la dinámica y en el futuro que puede esperar a los socios de un club de pádel.

Actualmente se calcula la existencia de unos 1700 clubes de pádel en España (dato que sigue creciendo) y unos 2.300.000 practicantes asiduos de pádel. Todo el mundo sabemos que el club de pádel es un buen negocio ya que gente de todas las edades puede practicar este deporte, están aumentando los aficionados al mismo, la pista es relativamente barata y tiene buena salida en el mercado, por lo que genera beneficios.

Pero existe un problema, y es que, a mi parecer, se está excediendo con la creación de clubes de pádel en cada comunidad, alcanzando cifras muy elevadas en algunas comunidades, como Andalucía (278 clubes, contabilizando únicamente los federados) Cataluña (172 clubes, contabilizando únicamente los federados) o la Comunidad Valenciana (154 clubes, contabilizando únicamente los federados). Este abusos con la creación de clubes de pádel no es beneficioso para nadie, no lo es para los aficionados puesto que es más complicado cerrar una partida con gente de un nivel semejante al tuyo si esa gente está dispersa en diferentes clubes, pero tampoco lo es para los clubes, puesto que al margen de que el mercado al que se dirigen se debe dividir entre más clubes, hay un gran problema al que llegaremos en poco tiempo si el ritmo no se reduce, la competitividad entre clubes. Esto es lo que voy a explicar a continuación, cómo afectará todo esto al futuro del pádel. Voy a iniciar esta explicación con un ejemplo:

En España estamos todavía inmersos en una gran crisis económica producida por un conjunto de factores. Uno de los factores más determinantes que nos llevaron a esta crisis fue la una “burbuja inmobiliaria” que voy a intentar explicar utilizando mis limitados conocimientos sobre este tema, y de la forma más breve y concisa posible. En España era un buen negocio la construcción de viviendas para su venta, además el suelo no era excesivamente caro y las zonas urbanizables iban creciendo, generando suelo que poder tapar. España y el sector de la construcción vivieron unos años dorados con millones de viviendas construidas y vendidas, y esta dinámica nunca se detuvo. Pasados unos años nos encontramos en un país con millones de casas vacías debido al exceso en la construcción de las mismas, lo cual tuvo una consecuencia inmediata, que fue el desplome del precio de las viviendas y por tanto que la construcción dejara de ser un negocio rentable, con la correspondiente quiebra de muchas empresas dedicadas al sector.

Pues bien, en esta historia que te acabo de contar, sustituye el término “construcción de viviendas” por “construcción de clubes de pádel”, y el término “casas” o “viviendas” por “pistas de pádel”. ¿Entiendes ahora por donde va el tema?

La demanda de pista de pádel va a llegar un momento en el que se estancará, no porque deje de interesar este deporte, sino porque alcance un número de practicantes muy alto. Cuando esto suceda, y al ritmo que va la creación de clubes de pádel, no todos podrán satisfacer las necesidades mínimas para hacer rentable su negocio, lo que llevará a una competitividad de precios perjudicial para todos ellos, lo que significaría entrar en un bucle con un solo fin, el cierre de algunos clubes. El bucle es el siguiente:

Si las pistas en mi club valen 20€ y necesito cubrir 15 pistas para que sea rentable, pero únicamente consigo cubrir 10 pistas porque el club de al lado me quita clientes, voy a bajar el precio. Ahora mi pista vale 16€, ¡perfecto, ya consigo cubrir las 15 pistas diarias! Vaya, pero ahora para que el negocio sea rentable necesito cubrir 19 pistas… Además de que el del club de al lado seguro que también bajará sus precios para competir conmigo, de manera que al final se bajarán los precios de manera que alguno de los clubes (de no ser los dos) tendrán que cerrar puesto que deja de ser un beneficio rentable.

Es por esto que recomendamos encarecidamente que previamente a la apertura de un club de pádel se realice un exhaustivo estudio de mercado donde se analicen los practicantes potenciales de la zona y los clubes de pádel que ya existen en un radio de 15-20 minutos en coche. Quizá este estudio nos ofrezca malas noticias, pero es preferible tomar decisiones con conocimiento a tener que cerrar tras haber perdido ya mucho tiempo y dinero en nuestro club, y como ya digo, afectará al futuro del pádel.

Esto no lo digo yo, ya existen algunos estudios que muestran datos que van en la dinámica de lo descrito anteriormente. Un informe Madison clubs de pádel revela multitud de datos interesantes sobre la industria del pádel que os animamos a observar. Sin embargo nosotros queremos recalcar en este artículo un dato que, como digo, va en la dinámica de lo anteriormente citado.

Los datos que aquí vamos a mostrar son del año 2013, y debemos saber que desde entonces se han creado más clubes, por lo tanto los datos actuales seguramente sean más alarmantes. Atentos a lo que revela:

– El nivel de ocupación de las pistas muestra datos optimistas, puesto que en el 41,9% de los casos dicha ocupación aumenta, mientras que en el 43,5% de los casos se mantiene. El porcentaje de clubes en los que disminuye esta ocupación es únicamente en el 14,6% de clubes

– La facturación de los clubes de pádel disminuye o se mantiene con respecto a los años anteriores en el 55,8% de los casos. En casi un 25% estos ingresos descienden.

De estos dos datos se puede extraer un dato curioso, a pesar de que existen más practicantes y las pistas se ocupan en mayor medida, son muy pocos los clubes que aumentan sus beneficios, y son bastantes los clubes que los disminuyen. ¿Por qué ocurre esto? Como ya hemos nombrado, el factor determinante viene a continuación.

– El nivel de los precios de las pistas de pádel únicamente aumenta en un 9,9% de los casos, mientras que el precio de las pistas disminuye en un porcentaje mucho mayor, un 20,4%, porcentaje, por cierto, muy semejante a uno visto anteriormente, el porcentaje de disminución de la facturación de los clubes. ¿Casualidad?

Lo descrito al inicio de este artículo no es más que una opinión, con la que podéis estar de acuerdo o no estarlo. Sin embargo lo descrito en estos últimos puntos del artículo son datos con los que cada cual puede extraer sus propias conclusiones.

Esperamos que este artículo haya sido de su agrado. Rogamos si le ha gustado lo comparta, quizá a alguno de sus amigos también pueda interesarle.

Diego Salinas